ASKEPTOSAURUS

Askeptosaurus 01
Askeptosaurus es un género de saurópsidos talatosaurios representado por una única especie que vivió en el Triásico Medio (hace entre 245-208 millones de años), en lo que hoy es Italia.
Askeptosaurus fue un reptil de cuello y cola alargados que pudo llegar a medir los dos metros de longitud.
Askeptosaurus, como los demás talatososaurios, estaba adaptados a la vida marina. Tenía el cuerpo delgado, la cola extremadamente larga y los pies anchos y palmeados. El Askeptosaurus tal vez nadaba ondulando su cuerpo y aceleraba con las patas en forma de remo.
Las largas mandíbulas que tenía el Askeptosaurus tenían numerosos dientes agudos, ideales para atrapar animales como peces.
Basados en anatomía comparada, Askeptosaurus probablemente estaba emparentado con los antepasados de los lagartos, un grupo de animales que evolucionó para vivir en ambientes marinos.
Askeptosaurus probablemente cazaba en aguas profundas, debidfo a que tenía grandes ojos acondicionados a ambientes de luz escasa. Como los ictiosaurios, también tenía un anillo óseo protector (anillo esclerótico) alrededor de los ojos, lo cual pudo haber evitado que estos colapsaran bajo la inmensa presión del agua a grandes profundidades.
Advertisements

CAMELOTIA

Camelotia 01

Camelotia (“de Camelot”) es un género representado por una única especie de dinosaurio sauropodomorfo melanorosáurido, que vivió a finales del período Triásico, hace aproximadamente 209 millones de años, en el Rhaetiense, en lo que es hoy Europa. Sus restos se han encontrado en la Formación Westbury en Somerset, Inglaterra.
La especie tipo, C. borealis, fue descrito por primera vez por Galton en 1985 a partir de los restos de Avalonianus y Gresslyosaurus que fueron reasignados a Camelotia. Los paleontólogos están divididos en qué familia deben asignarlo, generalmente se lo consideraba como un prosaurópodo, pero este grupo de dinosaurios primitivos está en constante cambio y otros lo incluyen dentro de los melanorosáuridos un grupo de saurópodos primitivos. Se calcula que llegaba a medir aproximadamente 9 metros de largo y a pesar 1 tonelada.
Los restos incluyen al Avalonia de Selley, una quimera entre material postcraneal de un prosaurópodo, ahora llamado Camelotia y un diente de Avalonianus, un posible Ornithosuchidae.

CERESIOSAURUS

Ceresiosaurus 01

Ceresiosaurus vivió durante la etapa Anisiano del Triásico medio. Olivier Rieppel sugirió que Ceresiosaurus es sinónimo de Lariosaurus.
El Ceresiosaurus tenía unos miembros en forma de remo y revestidos con piel escamosa, así como una cabeza estrecha en el extremo de un largo cuello. Avanzaba por el agua remando con sus miembros anteriores de manera parecida a como nadan los pingüinos, pero por tierra se desplazaba como las focas.
Tenía unos dientes largos y finos que servían para atrapar hasta el pez más escurridizo. Era el mayor notosaurio.
Sus fósiles se han encontrado en Europa, y fue nombrado por Bernhard Peyer en 1931. El género Ceresiosaurus fue un grupo de Nothosauria, que habitó en las cuencas alpinas más meridionales del mar del Tetis durante el Ladiniano en el Triásico medio.
En este trabajo se describe el primer hallazgo de un ejemplar de este género en la Península Ibérica, en Mont-ral-Alcover (Tarragona), un yacimiento rico en fauna y flora, pero en el que la dolomitización destruye todo el material esquelético original. Se revisa la posición taxonómica de los géneros Lariosaurus y Ceresiosaurus, pertenecientes al clado Lariosauridae mediante un análisis cladístico y se discuten aspectos paleoecológicos y paleobiológicos de dicho grupo.

COELOPHYSIS

Coelophysis 01

Coelophysis es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo celofísido, que vivió a finales del período Triásico, hace aproximadamente 216. a 203. millones de años, en el Noriense, al suroeste de Norteamérica. Su nombre génerico se debe a que los huesos de sus patas eran huecos y proviene del griego antiguo κοιλος/koilos que significa “hueco” y φυσις/physis “forma”. La especie tipo, C. bauri, fue descrita por Edward Drinker Cope en 1889. El nombre Rioarribasaurus es sinónimo de Coelophysis. Otro Dinosaurio, Megapnosaurus, es considerado por algunos investigadores como sinónimo de Coelophysis.
C. bauri es el dinosaurio primitivo mejor conocido con un gran número de esqueletos completos. Su cuerpo tenía una constitución grácil y llegaba a medir de 2,5 a 3 metros de longitud, alcanzaba el metro de altura y pesaba cerca de 28 kilogramos. Este esbelto y ágil corredor vivió en América del Norte y sus registros fósiles han sido encontrados en Arizona y en Nuevo México, en Estados Unidos. Fueron identificadas dos formas de celofisis, una robusta y otra grácil; al principio se consideró que se trataba de dos especies diferentes, pero más tarde los paleontólogos concluyeron que se trataba de machos y hembras de la misma especie, C. bauri.
Coelophysis era un animal delgado en su aspecto general y posiblemente un veloz corredor. A pesar de ser un dinosaurio temprano, la evolución de la forma de cuerpo de terópodos había avanzado mucho de las criaturas anteriores como el Herrerasaurus y el Eoraptor.
El Coelophysis tenía un hocico alargado con grandes ventanas que ayudaban a reducir el peso del cráneo, mientras que los puntales estrechos de huesos preservaban la integridad estructural del mismo. Su boca se coronaba de una gran cantidad de dientes curvados, con bordes aserrados en los bordes anterior y posterior, lo que demuestra que se alimentaba de carne, probablemente animales pequeño, como los lagartos que fueron encontrados junto a ellos. Además se piensa que es posible que este pequeño dinosaurio viviera en grandes manadas, lo que le permitiría cazar animales mayores. El cuello tenía una curva sigmoidea pronunciada, similar al de varias aves modernas, que actuaba como un muelle, dándole una gran velocidad a su mordida.
Su torso se conforma con la forma básica del cuerpo de terópodo, pero la articulación pectoral exhibe algunas características especiales interesantes: el C. bauri tenía una fúrcula, el ejemplo conocido más temprano en un dinosaurio. También preserva la condición ancestral de poseer cuatro dígitos en la extremidad anterior. Tenía solamente tres funcionales, el cuarto encajado en el tejido de la mano.
La cola Coelophysis tenía una estructura inusual en las uniones prezigapofisis de sus vértebras, que formaban un enrejado semirrígido, para al parecer permitir que la cola se moviera sólo hacia arriba o hacia abajo. Esto al actuar como un timón o contrapeso puede haber ayudado cuando el animal maniobraba a gran velocidad. La pelvis y los miembros posteriores del C. bauri presentan también pequeñas variaciones en el plan básico del cuerpo de terópodos. Tienen el acetábulo abierto y la articulacíon derecha del tobillo que definen a Dinosauria. La pata termina en un pie de tres dedos, de los cuales solo las falánges distales tocaban el suelo, con un garrón que no llegaba al suelo.
El celofisis fue descubierto en 1881 por David Baldwin en estratos del Triásico al suroeste de Estados Unidos. Fue nombrado por el célebre paleontólogo estadounidense Edward Drinker Cope en 1889. Estos primeros fósiles pobremente preservados no permiten dar una idea completa del aspecto del animal. Después se ha conseguido encontrar más fósiles, de este dinosaurio, que cualquier otro. Miles de fósiles de celofisis, incluyendo “lechos de huesos”, colección de muchos fósiles de la misma especie en un lugar, se hallaron en Ghost Ranch, Nuevo México, Estados Unidos en 1947, esos dinosaurios se nombraron Rioarribasaurus al principio, pero luego ese nombre fue descartado cuando 100 esqueletos fósiles de celofisis fueron encontrados en Arizona, Nuevo México, y quizás Utah. Adultos y juveniles fueron descubiertos juntos y hay dos tipos de adultos, “robustos” y “gráciles” – estas dos formas pueden representar a machos y hembras de la misma especie.
Esta gran concentración de ejemplares en un solo lugar, hace pensar que murieron al mismo tiempo en un suceso catastrófico, las evidencias del lugar llevan a pensar que fueron arrastrados por una inundación repentina en zona montañosa, de hecho los árboles petrificados del parque nacional del Bosque Petrificado en Arizona se produjo por un hecho similar. Edwin H. Colbert ha hecho un estudio exhaustivo de todos los fósiles encontrados hasta esa fecha, y de él tomamos la mayoría de nuestra información sobre el celofisis. Los especímenes del Rancho Fantasma eran tan numerosos, incluyendo muchos especímenes bien preservados, que uno de ellos se ha tomado en el diagnóstico como espécimen tipo, para el género, substituyendo el original, un espécimen mal preservado. Desde que los especímenes de Ghost Ranch se descubrieron, más esqueletos se han encontrado en la misma región incluyendo adultos y jóvenes. Los estratos más antiguos donde celofisis se ha descubierto es el Carniense llegando hasta el Noriense del Triásico superior. Edwin H. Colbert ha sugerido que el icnogénero Grallator debe haber sido dejado por un Coelophysis.
En 1998, un cráneo fósil de Coelophysis fue enviado al Transbordador espacial Endeavour. Una vez transferido a la estación espacial rusa Mir, el fósil viajó más de 6 millones de kilómetros en torno a la Tierra. Así fue como uno de los dinosaurios más antiguos de Norteamérica se convirtió en el primer “dinosaurionauta”.
Coelophysis género, integrado por una sola especie, C. bauri. Dos especies adicionales fueron descritas originalmente adems del C. bauri, el C. longicollis, y el C. willistoni, no obstante se consideran sinónimo con C. bauri. El C. rhodesiensis son probablemente parte de este complejo genérico, y se conocen del Jurásico de África meridional. En la filogenia, Coelophysis se trata como a clado dentro de Coelophysidae.
A comienzos de los años 90, había una discusión sobre las características de diagnóstico de los primeros especímenes recogidos, comparadas al material entre los primeros ejemplares y los del Rancho Fantasma. Algunos paleontólogos eran de la opinión que los diagnósticos de los especímenes originales no eran aplicables más allá de sí mismos y, por lo tanto, que el nombre C. bauri no se podría aplicar a ningún espécimen adicional. Por lo tanto aplicaron un nombre distinto, Rioarribasaurus a los ejemplares de Rancho Fantasma.
Desde que los numerosos especímenes bien preservados del Rancho Fantasma se llamaron Coelophysis en la mayoría de la literatura científica, el uso de Rioarribasaurus habría sido muy incómodo para los investigadores, así que una petición fue dada para poder traspasar el holotipo de Coelophysis del espécimen original pobremente preservado a uno de los especímenes bien preservados del Rancho Fantasma. Al final, la Comisión internacional en la nomenclatura zoológica (ICZN) votó para hacer que uno de los ejemplares bien preservados del Rancho Fantasma para Coelophysis y dispone el nombre Rioarribasaurus en conjunto, declarándolo nomen rejectum, o “nombre rechazado, así resolviendo la confusión. El nombre Coelophysis por lo tanto llegó a ser nomen conservandum (“nombre conservado”).
Sullivan y Lucas en 1999, sugirieron que el espécimen tipo original fuera referido a lo que pensaron eran un celofísido recientemente descubierto, el Eucoelophysis baldwini, un dinosaurio nuevo del terópodo del Triásico superior de Nuevo México. Sin embargo, los estudios subsecuentes han demostrado que Eucoelophysis fue interpretado mal, y es realmente un primitivo no dinosaurio ornithodira relacionado de cerca con Silesaurus. Por lo tanto, el original espécimen de Coelophysis no se puede considerar un espécimen de Eucoelophysis.
Además de todo el esto, hay una controversia competente con otro celofísideo, el Megapnosaurus, que mucha posibilidades de ser congenérico con Coelophysis. Para crear mas confusión, Paul sugiere que Coelophysis pudiera ser colocado como Megapnosaurus también llamado Syntarsus para acabar con esta mencionada confusión taxonómica.
En una situación que afecta a muchos géneros del dinosaurio, muchos especímenes fueron clasificados como nueva especie pero estaban originalmente en la especie Coelophysis. Por ejemplo, el profesor Mignon Talbot descubre en 1911 cuál ella etiquetó Podokesaurus holyokensis, se puede relacionar con Coelophysis. Además, C. posthumus, nombrados por Friedrich von Huene en 1908, también necesitan la reclasificación y tentativamente se titulan Halticosaurus longotarsus en el momento.
Los celofisis eran probablemente cazadores oportunistas y carroñeros. Los dientes eran típicos de dinosaurios carnívoros, con forma de cuchillos y recurvados con endentaduras finas en los bordes anterior y posterior. Puesto que nuestro conocimiento de los celofisis viene principalmente de los especímenes excavados en Gosth Ranch, hay una tendencia a ver a esta masiva acumulación de animales como evidencia de manadas enormes de celofisis que vagaban la tierra. La serie de televisión Walking with Dinosaurs, por ejemplo, mostró a pequeñas multitudes juntas (y no citó los depósitos de Gosth Ranch como evidencia). No existe ninguna evidencia directa de comportamiento en manada, los depósitos indican solamente que una gran cantidad el celofisis, junto con otros animales triásicos, fueron enterrados juntos. Alguna de la evidencia de la tafonomía del sitio indica que estos animales pudieron haberse juntado para comer o beber de un agujero de agua o para alimentarse de pescados en la época de desove, y quedaron enterrados en una catastrófica inundación repentina.
Durante mucho tiempo se pensó que el celofísis era caníbal, basada en especímenes juveniles encontró “dentro” de las cavidades abdominales de algunos especímenes del rancho del fantasma. Sin embargo, Rob Gay demostró en 2002 que estos especímenes fueron malinterpretados, varios especímenes de “celofisis juveniles” eran en realidad pequeños reptiles Crurotarsi, como por ejemplo Hesperosuchus, y esto descarta cualquier evidencia para apoyar el comportamiento caníbal en los celofisisos. El estudio de Gay fue corroborado en 2006 en un estudio subsecuente por Nesbitt et al. La evidencia es muy pobre y se necesitan más contenidos estomacales para poder demostrar alguna de estas nuevas teorías.

MUSSAURUS

Mussaurus 01

Mussaurus (en griego “lagarto ratón”) es un género extinto representado por una única especie de dinosaurio prosaurópodo, que vivió a finales del período Triásico, hace aproximadamente 215 millones de años, en el Noriense, en lo que hoy es Suramérica. Su significación evolutiva y la luz que vierte en la reproducción del prosaurópodos hace de Mussaurus un hallazgo significativo.
El nombre de Mussaurus se debe al reducido tamaño de los restos fósiles descubiertos que pertenecen a individuos juveniles e infantes. Los juveniles tenían el cráneo y el cuello cortos, la cola larga y grandes fosas oculares. Sin embargo, posteriormente se han encontrado especímenes adultos de este género, con lo que se ha podido determinar que los adultos tendrían cuellos más largos y probablemente alcanzaron como máximo 3 metros de largo, con un peso de 70 kilogramos. Mussaurus posee características anatómicas que sugieren que se encontraba cerca del posible antepasado directo de los verdaderos saurópodos.
Los especímenes de Mussaurus se han encontrado en asociación con nidos que se creen que contenían cada uno múltiples huevos. El esqueleto de las crias de Mussaurus eran pequeños, de sólo 20 centímetros sin la cola y 37 con ella, siendo similar al tamaño de un pequeño lagarto. Los jóvenes se diferencian de adultos en sus proporciones además de la diferencia de tamaño y peso. Al igual que como es común en los dinosaurios juveniles, Mussaurus tenía cráneos altos con los hocicos cortos y los ojos grandes. Estas proporciones son comunes en muchos vertebrados infantiles y se asocian a menudo con una especie de cuidado parental durante los primeros años de la vida, los de mayor vulnerabilidad. Los adultos por su parte tenían hocicos y cuellos más largos, y se verían más parecidos a un prosaurópodo típico.
Los fósiles fueron descubiertos por una expedición liderada por José Fernando Bonaparte durante el año de 1976 en la Formación El Tranquilo de la Provincia de Santa Cruz. La expedición paleontológica de la Universidad Nacional de Tucumán fue financiada por National Geographic y dirigida por el profesor José F. Bonaparte, quien conjuntamente con M. Vince en el año 1979, lo describieron exhaustivamente. El equipo encontró los huevos y nidos fósilizados, que revelaron las estrategias reproductivas de Mussaurus y otros dinosaurios prosaurópodos. Aunque los especímenes jóvenes tenían proporciones que serían altamente anormales para un prosaurópodo adulto, la asignación al grupo de los prosaurópodos fue comprobada fácilmente con el examen de los huesos de las extremidades y de la pelvis.
Mussaurus se clasificó inicialmente como un sauropodomorfo incertae sedis, ya que podría tratarse tanto de un prosaurópodo como de un saurópodo primitivo. Se sugirió que Coloradisaurus podría ser en realidad un ejemplar de Mussaurus adulto. En el trabajo de presentación del dinosaurio Bonaparte y Vince ya especularon que se podría tratar de un Prosauropoda, aunque no lo asignaron a ninguna familia de este. El Dr. Rodolfo Casamiquela publicó en 1980 un artículo sobre los especímenes adultos de estos saurópodos y los relacionó con el género europeo Plateosaurus, dentro de Plateosauridae.
Antes del descubrimiento de los especímenes adultos de Mussaurus, la posición filogenética de este taxón era muy difícil de establecer, ya que los fósiles de ejemplares juveniles suelen retener más rasgos basales (primitivos) que los adultos del mismo taxón. Por lo tanto, el descubrimiento de un subadulto y tres especímenes adultos asignados a Mussaurus constituyen un material mucho más completo que el resto de fósiles referidos a este. Esto permitió la realización de un análisis cladístico de los sauropodomorfos basales realizado por Otero y Pol (2013) para establecer la posición filogenética de Mussaurus, incluyendo solo la información de los especímenes adultos. El siguiente cladograma es una versión simplificada de su análisis (sin mostrar las relaciones por fuera de Plateosauria).
Mussaurus hace acto de presencia en la novela El mundo perdido, secuela de la exitosa El Parque Jurásico de Michael Crichton. En la novela el paleontólogo Richard Levine nada más llegar a la isla Sorna se encuentra con un ejemplar de Mussaurus adulto aunque este posee las mismas dimensiones que el fósil de cría encontrado, dando a entender en la novela que este dinosaurio era realmente así de pequeño en su etapa adulta.

NANCHANGOSAURUS

Nanchangosaurus 01

Nanchangosaurus es un género extinto de un reptil acuático hupehsuquio que vivió durante el Triásico Medio en China. Fue nombrado por el área en la que fueron encontrados sus restos, Nanchang. Medía cerca de un metro de largo, y probablemente se alimentaba de peces o usaba sus largas mandíbulas para sondear los fondos para capturar invertebrados acuáticos. Se parecía a los ictiosaurios en su forma general, y puede haber estado relacionado con estos.
La apariencia de Nanchangosaurus bien podría describirse como el cruce entre un ictiosaurio y un crocodiliano. Tenía un cuerpo fusiforme, similar a un delfín o un ictiosaurio, con extremidades en forma de remo; las extremidades delanteras eran mayores que las posteriores, y una cola larga parecida a la de los cocodrilos para nadar. Además poseía escudos óseos (osteodermos) en su espalda, como los aligátores, pero un hocico largo y fino lleno de dientes, más como los delfines, ictiosaurios o gaviales.
anchangosaurus es un miembro de Hupehsuchia, un grupo que incluye al muy similar Hupehsuchus. De hecho, los dos bien podrían ser parte del mismo género, pero hay ciertas diferencias entre ambos. Hupehsuchus tenía una armadura más pesada y con bordes de las espinas neurales más divididos que el otro.
Aparte de Hupehsuchus, poco más se sabe acerca de los parientes de Nanchangosaurus. Estos han sido considerados ocasionalmente como ancestros de los ictiosaurios, debido a su forma aguzada, largas mandíbulas y patas en forma de aleta, además del descubrimiento de polidactilia en las aletas de Hupehsuchus, que ocurre también en los ictiosaurios. No obstante, una abertura en sus cráneos sugeriría que podrían también estar relacionados con los arcosaurios. Incluso se los ha situado en el grupo Eosuchia, un grupo de primitivos reptiles diápsidos.

NOTHOSAURUS

Nothosaurus 01

Nothosaurus es un género extinto de saurópsidos (reptiles) marinos del Triásico. Su nombre significa “falso lagarto” y es que no eran lagartos como los de la actualidad ni mucho menos dinosaurios, sino miembros de un linaje de reptiles que se adaptaron tempranamente al medio acuático.
Nothosaurus llegaba a medir unos tres metros de longitud. Sus dientes, muy afilados y en forma de dagas, que además encajaban entre sí los de ambas mandíbulas, eran una trampa perfecta para los peces. Nothosaurus podía cerrar la boca con una gran fuerza pero los músculos que le permitían volver a abrirla eran muy débiles. Algunos de los fósiles mejor preservados conservan el dibujo de la piel y nos muestran que Nothosaurus tenía pies palmeados, adecuados tanto para el medio acuático como para el terrestre.
Por sus características, los Nothosaurus pudieron pasar parte de su vida en tierra firme, sobre la arena y las rocas. Las extremidades les permitían caminar con torpeza y desplazarse arqueando el lomo, como los leones marinos actuales. Probablemente arribaban a tierra para tumbarse a descansar y calentarse al sol, capturar presas en los charcos de la orilla y también para procrear poniendo huevos.
Fue el género más común de su grupo, ya que sus restos se han descubierto en lugares tan distantes entre sí como Holanda y China.